Soy filósofa de mi propia existencia, es decir, poetisa
Soy filósofa de mi propia existencia, es decir, poetisa

El Tao del Poeta interceptor: poesía de Bruce Lee

Nacido como Lee Jun-Fan en San Francisco, EEUU, en 1940. El apellido paterno por delante, Lee, como es costumbre en la China de sus ancestros, seguido de «Jun», para «despertar o hacer próspero algo», mientras que la sílaba «Fan», por último, se refiere al nombre chino de la ciudad de San Francisco. Aunque pasó a la historia por sus películas de artes marciales y por desarrollar su propio estilo de lucha, Bruce Lee era mucho más que un maestro del Kung Fu, del Jeet Kune Do y que un actor.

Tao del Jeet Kune Do: El camino del puño interceptor. Las letras chinas significan: “Teniendo el no-camino como camino” (以無法為有法) y “No-limitación como limitación” (以無限為有限). Las flechas representan el movimiento y cambio sin fin del universo.

Estudió arte dramático y filosofía asiática y occidental en la Universidad de Washington. Daba clases de Kung Fu para costearse los estudios universitarios. Era muy culto y tenía una extensa biblioteca en la que predominaban los temas de artes marciales y los textos filosóficos. Sus propios libros sobre artes marciales y filosofía de la lucha son conocidos por sus afirmaciones filosóficas, tanto dentro como fuera de los círculos de artes marciales.

El dragón hegeliano

Su filosofía ecléctica a menudo refleja sus creencias sobre la lucha, aunque se apresuraba a afirmar que sus artes marciales eran únicamente una metáfora de dichas enseñanzas. Creía que cualquier conocimiento conducía, en última instancia, al autoconocimiento, y afirmaba que su método elegido de autoexpresión eran las artes marciales.

Entre sus influencias se encuentran el taoísmo, Jiddu Krishnamurti y el budismo. Le interesaba especialmente Marx, Spinoza y Hegel y escribió su tesis doctoral sobre éste último. La filosofía de Lee se oponía en gran medida a la visión conservadora del mundo defendida por el confucianismo.

Bruce Lee: el poeta dragón

Es bastante conocido que Bruce Lee se dedicó al estudio, práctica y desarrollo de las artes marciales y de la filosofía. Lo que pocos saben es que también escribió poesía: era maestro de la energía a través de la palabra, de poemas que reflejan su emoción y una perspectiva de vida en unidad con el cosmos.

Muchas formas de arte permanecen en concordancia con el artista que las crea. El principio de autoexpresión de Bruce Lee se aplicó también a su poesía. Sus obras poéticas fueron originalmente escritas a mano en papel, y más tarde editadas y publicadas. Su esposa, Linda Lee Cadwell mencionó: «los poemas de Lee son, para los estándares americanos, bastante oscuros y reflejan los recovecos más profundos y menos expuestos de la psique humana«.

La mayoría de los poemas de Bruce Lee se clasifican como antipoesía o caen en la paradoja. El estado de ánimo en sus poemas muestra el lado del hombre que puede compararse con otros poetas como Robert Frost, uno de los muchos poetas conocidos que se expresan con obras poéticas oscuras. La paradoja tomada del símbolo del Yin y el Yang en las artes marciales también se integró en su poesía. La forma de verso libre, la no-forma de la poesía de Lee refleja su famosa cita: «sé como el agua».

Cuatro profundos poemas de Bruce Lee

I

Una voluntad flexible
tiene disposición tranquila,
suave como mullidas plumas,
una quietud, un contraerse de la acción,
una apariencia de inhabilidad para hacer.

Plácidamente, libre de ansiedad,
uno actúa con el tiempo oportuno;
uno se mueve y revuelve en la línea de la creación.
Uno no se adelanta —responde—
a la disposición de las influencias.

No establecer nada respecto a uno mismo.
Dejar que las cosas sean lo que son,
se muevan como agua o reposen
como un espejo,
respondan como un eco,
pasen velozmente a la inexistencia
y sean discretas como la pureza.

Aquellos que ganan, pierden.
No precedas a otros, síguelos siempre.

***

II

Aquellos que saben no hablan;
aquellos que hablan no saben.

Detén tu lógica,
deja que lo agudo pierda su filo,
que las marañas se resuelvan,
la luz se templey la agitación acalle;
pues ésta es la unidad mística
adonde el sabio es llevado
no por afecto,
ni por distancia,
ni por ganancia o pérdida,
ni por vergüenza, ni por honor.

Por acuerdo general, todo el mundo
lo tiene como el más alto.

***

El sol agonizante

El sol agonizante
yace tristemente en el horizonte lejano,
el viento otoñal sopla inmisericordemente;
las hojas amarillas caen.
Del pico de la montaña,
dos corrientes se dividen reluctantemente:
una para el oeste, otra para el este.

El sol se levantará de nuevo en la mañana.
Las hojas serán verdes de nuevo en primavera.
Pero, ¿debemos ser nosotros como la corriente de la montaña
y nunca encontrarnos de nuevo?

***

Caminando por la orilla del lago Washington

La brisa de la orilla
sopla fresca y suave;
la distante fusión del lago y el cielo
no es más que un rastro rojo del atardecer.

El profundo silencio del lago
calma toda la confusión en mí.
A lo largo de la solitaria orilla
me muevo con pasos lentos:
solo las ranas alborotadas huyen.

Aquí y allá hay casas,
frescas gotas de luz salen de ellas.
Una luna deslumbrante
brilla desde las solitarias profundidades del cielo,
a la luz de la luna me muevo lentamente como el Gung Fu,
cuerpo y alma fundidos.

***


Fuentes: Wikipedia, Open Culture
Algunas traducciones compermisito de Maximiliano Andrade
Imagen de portada: editada por mí compermisito de Óscar Giménez

Libros de Bruce Lee sobre el Jeet Kune Do en español

Espiritualidad y entrevistas de Bruce Lee